Una explicación, por medio de un ejemplo, de por qué un ateo no puede volver a creer en Dios

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Una explicación, por medio de un ejemplo, de por qué un ateo no puede volver a creer en Dios

Mensaje  Juan Etazra el Miér Ene 20, 2010 8:49 am

Algo que me parece muy curioso es que la gente que quiere volver a hacerme creer en Dios utiliza ciertas estrategias, de las cuales puedo recordar:

1.- Hacerme escuchar música cristiana
2.- Ponerme a leer la Biblia (que más bien es contraproducente para sus propósitos)
3.- Hablarme de milagros
4.- Invitarme a misa
5.- Darme propaganda religiosa (regularmente panfletos)
6.- Hablarme de la grandeza de Dios
7.- Decirme en qué manera Dios/Jesús cambió sus vidas
8.- Tratar de adjudicar maravillas (científicamente explicables) a la gracia de Dios
9.- Simplemente me dicen que no tengo nada que perder al creer en Dios y que por no creer puedo terminar en el infierno (esta es la menos frecuente, afortunadamente)

Y esperan que estas estrategias funcionen, y que de alguna manera me vuelvan a “encarrilar” en el camino del bien.

Digo que dicho enfoque me parece curioso porque si las mencionadas estrategias las intentáramos aplicar en otros campos podríamos ver realmente lo ineficiente que son, pongamos un ejemplo:

Vamos a suponer que yo quiero convencer a mi vecino de 40 años de que crea de nuevo en Santa Claus (Papá Noel), así que todos los domingos muy temprano me levanto, me baño y voy a tocar a su puerta para hablar de Santa Claus. Después le dejo en su buzón un CD que yo mismo grabé con canciones que hablen de la magia de la navidad y de lo grandioso que es Santa Claus y espero que lo escuche.

Cada vez que lo vea le contaré historias maravillosas de Santa Claus y la navidad y de lo grandioso que es su taller en el polo norte, además lo invitaré a las reuniones que hago en mi casa para hablar de Santa Claus.

Cada mes recibirá en su correo uno o dos panfletos que hablan de diferentes aspectos de la vida de Santa Claus para que lo lea, incluidos relatos de gente a la cual le ha cambiado la vida creer en Santa Claus, ya que antes se portaban mal y desde que han vuelto a creer su conducta moral es intachable.

Si veo que nada de esto tiene resultado, entonces lo asustaré diciéndole que si no vuelve a creer en Santa Claus, la próxima navidad recibirá una bola de carbón, en vez del equipo de sonido que tanto añora.

Al volver a leer lo escrito arriba, no pude evitar reír, es simplemente ridículo pensar que con esas ideas voy a convencer a mi vecino de que crea en Papá Noel, es muy risible.

Pero en cambio, ¿qué pasaría si yo fuera capaz de demostrar a mi vecino la existencia de Santa Claus? Digamos que llego a su casa en el trineo volador acompañado de Santa y los renos, y además Santa le muestra algún truco, como el de meterse y salir de la casa por la chimenea… eso sí que sería un argumento convincente, pruebas físicas e irrefutables de su existencia.

Y precisamente eso es lo que se necesita para poder hacer que un ateo vuelva a creer en Dios, pruebas irrefutables y no argumentos vagos y cargados de sentimientos religiosos.

Por eso yo no promuevo el debate entre religiosos y no creyentes, más bien debemos empezar a transmitir el mensaje a las nuevas generaciones de que: Existe una forma de vivir alternativa a la religión, y se llama ciencia.

avatar
Juan Etazra
Admin

Mensajes : 201
Fecha de inscripción : 19/01/2010
Edad : 39

Ver perfil de usuario http://piensalibre.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.